Quiénes somos Cumplimiento Empleo Contacto

Biometría: Seguridad tecnológica y de la identidad en los procesos de pago

15 de noviembre, 2021

Índice de contenidos

Marketing & Communication

¿Debemos sentirnos seguros en los procesos de pago digitales?

La cantidad de procesos y gestiones que podemos realizar de forma digital aumenta de forma imparable. A la par, la autenticación se ha vuelto un proceso necesario para la mayoría de transacciones que llevamos a cabo de forma remota, dada la necesidad de aumentar la seguridad y fiabilidad de la identidad real de la persona que está realizando los trámites de forma digital. Un ejemplo claro son los procesos de pago, autorizar una compra, hacer una transferencia, pagar la entrada a un concierto, etc.

Según Eduardo Azanza, CEO de Veridas, durante el congreso Secure, Payments & ID 2021, “los métodos de autenticación siguen careciendo de una seguridad que nos dé la certeza de la identidad de la persona, a la vez que requieren de una cantidad de tiempo excesiva, lo cual empeora la experiencia del usuario, y supone una mayor exposición de robo o usurpación de identidad”. 

¿Y si la autenticación de cualquier gestión pasa a ser tu cara o tu voz?

Verificar la identidad de cualquier usuario sin depender de contraseñas o códigos de validación externos es posible. La cara y voz (por su condición inherente) son la forma de verificar la identidad digital de las personas de manera ágil, segura y privada. Lo anterior se consigue gracias a la biometría: concrétamente, puede llevarse a cabo a través de biometría facial (nuestra cara) o biometría de voz (nuestra voz).

Hace 5-7 años, los modelos de biometría estaban basados en puntos característicos o landmarks que formaban vectores interpretables y reversibles, lo que daba lugar a fisuras a nivel de protección de datos y baja precisión (95%), haciendo de la biometría una tecnología insegura y poco fiable. En cambio, a día de hoy, los modelos de biometría se basan en Inteligencia Artificial, concretamente en redes neuronales. Esta nueva forma permite obtener un vector matemático que consta de vectores irreversibles y privados. El vector además depende de cada motor biométrico con el que se crea; dando la máxima garantía respecto a la protección de datos”, explicaba Azanza durante su ponencia en la charla «En la era del low touch economy ¿cómo ofrecer experiencias de usuario memorables?», que compartió junto con Alberto López, Director de Ciberseguridad y Soluciones Digitales de Mastercard España y Portugal, y Gema Perea, Chief Operations Officer de Orange Bank España.

Como resultado, la tecnología biométrica al día de hoy permite una verificación con mayor seguridad, mejor experiencia de usuario y menor coste.

La biometría como herramienta clave para aportar certeza máxima en los procesos de pago

En cualquier proceso de pago tanto el usuario como la entidad implicada buscan el mayor grado de seguridad en el proceso de desembolso y certeza en la identificación del usuario. 

Con el uso de la biometría, los niveles de seguridad y fiabilidad son muy elevados y competentes, siendo ésta una tecnología:

  • capaz de reconocer de qué usuario se trata entre bases de datos de 12 millones de usuarios en 300 milisegundos.
  • con muy bajas tasas de error (menos del 0.01%).
  • con posibilidad de incluir capas antifraude para evitar la suplantación de identidad, tanto facial como de voz, a través de un vídeo, una foto, o una voz pregrabada, entre otros.
  • certificada por entidades como el NIST; entidad independiente a nivel mundial que evalúa la calidad de las tecnologías biométricas.

Además de las características tecnológicas, la experiencia del usuario también se ve mejorada al pasar de dobles autenticaciones inseguras y costosas, a sólamente requerir ser ellos mismos, necesitando únicamente su cara o su voz para ser verificados y proceder con seguridad a la transacción.

Teniendo en cuenta lo anterior, se puede afirmar que la biometría es la tecnología que mayor seguridad garantiza; reduciendo el fraude digital, asegurando la identidad digital de todas las personas y mejorando la experiencia del usuario, dando una nueva solución a la necesidad de aumentar la seguridad y fiabilidad en esos trámites de pago digitalizados.

 “El avance que ha habido estos años en la tecnología nos permite confirmar que hoy sí podemos ofrecer nuevas experiencias omnicanal, sin fricciones y seguras” – Eduardo Azanza, CEO Veridas, en su intervención en el Secure Payments and ID.

Reproducir vídeo

Veridas: elimina las dobles autenticaciones y ¡simplemente sé tú!

Veridas nació en 2017 con la visión de dar certeza de la identidad real de las personas en el mundo digital; nuestras tecnologías de verificación de documentos de identidad, biometría facial y de voz proveen a personas, empresas y organismos la verificación de la identidad real de las personas en el mundo digital.

Veridas se encuentra a la cabeza del sector de la verificación de identidad, gracias al desarrollo de biometría segura y privada por defecto y por diseño, con una precisión del 99%, mínimo tiempo necesario de reconocimiento y con recursos que hacen posible la detección de fraude. 

Nuestra tecnología ranquea en el top mundial, tanto en biometría facial como de voz en el ranking del NIST (National Institute of Standards and Technology), está diseñada bajo los principios del Reglamento General de Protección de Datos, garantizando todos los principios de protección de datos y derechos de los ciudadanos, y tiene el certificado ISO 30107-3, para luchar contra la suplantación de identidades y asegurar la máxima seguridad, ISO 27001 y el Esquema Nacional de Seguridad. 

“Estamos en un escenario donde la biometría es un derecho, cada uno de nosotros tenemos derecho a que nos reconozcan por nuestra biometría; somos nuestra cara y nuestra voz.” – Eduardo Azanza, CEO Veridas, en su intervención reciente en el Secure Payments and ID.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter