¿Qué es la biometría?

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Probablemente hayas escuchado varias veces la palabra biometría en los últimos tiempos. La transformación digital, acelerada en muchos ámbitos por la pandemia, ha despertado un amplio debate social en numerosos ámbitos, entre ellos la biometría y la inteligencia artificial, pero ¿a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de biometría? 

La biometría engloba una gran cantidad de tecnologías, aplicaciones y usos diferentes.  En este artículo, trataremos de explicar de manera sencilla, los diferentes términos asociados a la biometría y más concretamente, a la biometría basada en Inteligencia Artificial. 

Según la Organización Internacional de Normalización (ISO), la biometría es “el reconocimiento automático de los individuos en función de sus características biológicas y de comportamiento”. Es decir, nosotros mismos, cuando reconocemos a un amigo, a un familiar o a una celebridad, lo hacemos utilizando biometría, identificando rasgos y comportamientos que hemos asociado a esas personas con anterioridad. 

Por tanto, podemos concluir que la biometría es algo natural, tanto como un bebé que sonríe al reconocer la voz de su madre. Es esa capacidad de acordarnos de las personas, la que nos permite construir las relaciones personales y profesionales que llenan nuestras vidas. 

¿Qué son los sistemas de reconocimiento biométrico?

El avance del ser humano ha ido siempre de la mano de nuevos desarrollos tecnológicos. De la misma manera que pasamos del transporte en caballo al coche o el avión, de los mapas dibujados a mano a los satélites y el GPS, e infinidad de nuevas invenciones que hacen nuestra vida más fácil, el modo en que nos identificamos hoy en día, ha provocado una respuesta tecnológica que tiene como objetivo principal seguir aumentando nuestra calidad de vida.

La digitalización ha traído consigo múltiples beneficios pero también ha alimentado la incertidumbre acerca de la identidad de las personas detrás de las pantallas. Las tecnologías de reconocimiento biométrico surgen como respuesta a esta necesidad de garantizar la identidad de las personas en un mundo cada vez más global, complejo y virtual. 

Existen diferentes tipos de biometría, entre los que destacan la biometría facial, de voz, iris o dactilar. En términos digitales, la biometría facial y de voz se han convertido en las alternativas más fiables y amigables para usuarios y compañías. 

Sistemas biométricos old-school o de landmarks

Los primeros sistemas de biometría facial se basaban en el reconocimiento o identificación de puntos característicos, llamados landmarks, que representaban la imagen facial de la persona. El principal problema de estos sistemas es su trazabilidad, es decir, la posibilidad de reconstruir la imagen original. Además, son muy frágiles a los cambios en el aspecto como la barba o el uso de gafas o mascarilla.

Biometría Old School

Sistemas biométricos basados en Inteligencia Artificial

En los últimos años, los motores de biometría se han desarrollado con Inteligencia Artificial. Estos sistemas se entrenan para aprender a reconocer caras como el cerebro humano, capaz de distinguir a una persona en diferentes circunstancias, y con mayor precisión debido a la infinidad de datos que procesan. 

Los motores biométricos están diseñados para proteger la privacidad de sus usuarios por defecto. Cuando se procesa una imagen facial o un fragmento de audio, estas evidencias se convierten en un vector matemático irreversible. Esto significa que si ese vector se perdiera, o alguien intentara descifrarlo, le sería imposible, ya que solo sirve a efectos de comparación con otro vector (una nueva imagen o audio en el momento de verificar la identidad de la persona). Además, dichos vectores solo pueden ser procesados por el mismo motor que los creó, es decir, son interoperables ya que no pueden utilizarse por otros sistemas. Estos requisitos están reflejados en la Guía de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) como indispensables para la utilización de sistemas biométricos

Biometría Veridas Inteligencia Artificial

¿Para qué sirve la biometría?

La biometría nos permite verificar nuestra identidad en el mundo digital de manera segura y certera. La directiva de servicios de pagos (PSD2) de la Unión Europea, define tres niveles de seguridad o formas en las que podemos verificar nuestra identidad:

  • Posesión (algo que tienes): Se trata de la forma más tradicional de acceder a un servicio que nos pertenece, y es a través de una llave o acreditación física que poseemos. Este sería el caso de la llave de nuestra casa, nuestro coche, o incluso nuestro documento de identidad. El gran riesgo de esta vía de autenticación es la posibilidad que existe de perder esta credencial, o de que alguien se haga pasar por nosotros simplemente por el hecho de tenerla. 
  • Conocimiento (algo que sabes): Si avanzamos un poco, en un nivel por encima se encuentra aquello que nosotros sabemos, por ejemplo, una contraseña o código de acceso. En este caso, no se trata de algo físico que podamos perder, pero sí que existe el riesgo de que nos olvidemos o incluso de que otra persona averigue por diferentes métodos esa información, pudiendo suplantar nuestra identidad. 
  • Inherencia (Algo que eres): Por encima de las anteriores, y como la auténtica vía de verificación nos encontramos nosotros mismos y todo aquello que nos hace únicos. Del mismo modo en que nos parecería ridículo llamar por teléfono a nuestros padres y dar un código para que nos reconocieran, resulta arcaico que hoy en día, en la era digital, seamos esclavos de contraseñas y credenciales físicas para acreditar nuestra identidad. La biometría nos permite verificar nuestra identidad de manera sencilla, rápida y disponible en cualquier ocasión, ya sea a través de un selfie o pronunciando unas pocas palabras. 

Veridas, simplemente sé tú

Veridas lleva 4 años en el mundo de la biometría basada en Inteligencia Artificial desarrollando motores propios de reconocimiento facial y de voz. Nuestras tecnologías, reconocidas a nivel global, se encuentran ya en funcionamiento en diferentes sectores como la banca, los seguros o las telecomunicaciones, y han validado ya millones de identidades en todo el mundo de una forma ágil, rápida y segura. 

Nuestra misión es proteger la identidad de las personas en el mundo digital, luchar contra el fraude online y garantizar que la digitalización tenga un impacto social real mejorando la calidad de vida de todas las personas. Gracias a Veridas, puedes olvidarte de las contraseñas, los trámites burocráticos presenciales, las llamadas interminables en call centers o las suplantaciones de identidad… simplemente sé tú. 

 

Marta Morrás

Communications & Marketing

Subscribe to our newsletter

Let's have a chat!